Pan con masa madre y alga nori


Ingredientes: 


  • 500 gr. harina integral de espelta o trigo. 
  • 150 gr. de masa madre activa (burbujeante).
  • 300 gr. de agua templada (que no esté muy caliente porque puede quitar la vida de la masa madre). 
  • 1 cucharadita de miel (hace que el pan quede crujiente y se conserve mejor). 
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 chorrito de AOVE (aceite de oliva virgen extra).
  • 1 cucharadita de alga nori en copos.
  • Opcional: incluir semillas de girasol o calabaza, lino o sésamo para que esté más jugoso. 
 
Preparación: 

Una vez hayamos incorporado todos los ingredientes en un bol pasaremos a mezclarlos dentro de ese bol utilizando una sola mano (dejamos la otra para poder ayudarnos a sacar la masa cuando los ingredientes estén más o menos mezclados).  

Sacamos la masa, nos lavamos las manos y sin secárnoslas pasamos a amasar bien el pan durante al menos unos 5 minutos. Si al amasar el pan vemos que se nos pega a las manos no echaremos más harina, mejor nos las volveremos a mojar con agua o con un poco de aceite. En esta fase trataremos de que el gluten del cereal se rompa, por ello amasaremos bien la masa.  

Después del amasado dejaremos levar el pan en un bol durante un mínimo de 2 horas bajo un trapito de algodón humedecido que no pese mucho. El pan podemos dejarlo levar toda la noche consiguiendo de esta manera que la fibra se "predigiera" con la masa madre, de esta forma tendremos un pan muy nutritivo y fácilmente asimilable por nuestro organismo. 

Cuando haya levado el pan el tiempo suficiente pondremos el horno a calentar a 210º. Sacaremeos el pan del bol con cuidado y con las manos mojadas  lo iremos aplastando con mucho cariño hasta que quede parecido a la masa de una pizza con algo más de grosor. Realizamos esto para quitar al pan el CO2 que se ha producido en el proceso de levado con la fermentación. Ponemos el pan en la bandeja con papel de horno y dejamos levar de nuevo hasta que el horno esté bien caliente. Si ponemos la bandeja con el pan cerca del horno con el calor que se desprenda en el calentamiento favoreceremos este 2º proceso de levado.

A continuación metemos un recipiente con agua en el horno (para que con el vapor de agua nos quede esponjoso) y metemos el pan durante 8 minutos a 210º habiéndole echado previamente un poco de harina por encima y tras haber hecho unos cortes con un cuchillo sin sierra que esté mojado. Después de estos 8 minutos bajaremos la temperatura a 190º.  Si hacemos hogaza grande necesitará unos 45 minutos en total, si son panes más pequeños unos 30 -35 minutos.  

Una vez el pan esté hecho lo dejaremos enfriar sin tapar en una rejilla elevada, no encima de una superficie plana. 

¡Buen provecho!

Comments