Ensalada de pimientos con alga dulse


Ingredientes para 4 personas:

  • 3 Pimientos rojos asados
  • Opcional incluir 1 Cebolla, 2 tomates y 1/2 berenjena todo asado 
  • 1 tomate natural de temporada (si no es temporada no es preciso ponerlo)
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de alga dulse
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) y sal
  • Opcional: sésamo molido y medio ajo machacado con unas semillas de comino (o comino molido). 

Preparación: 

Si hemos hecho en casa conserva de escalivada directamente podremos utilizar un bote de de 1 kilo (pesa bastante menos pero el bote es el que se destina a conservas de 1 kgr).
Si no hemos hecho la conserva deberemos preparar la escalivada. Para ello pondremos a calentar el horno con calor arriba y abajo  a 200º.  Mientras se calienta lavaremos y secaremos bien todas las verduras. Las pondremos sin pelar (a excepción de la cebolla, esta irá pelada) en la bandeja con papel de horno y echaremos un chorrito de AOVE por encima para que sea más sencillo quitar la piel una vez estén asadas.
Cuando el horno esté caliente bajaremos la temperatura a 180º y pondremos a asar las verduras durante unos 50 minutos. Iremos vigilando que no se tueste demasiado la piel y daremos la vuelta a los pimientos y demás verduras cuando se hayan hecho por arriba. 
Una vez estén asadas las pondremos a enfriar antes de quitarles la piel.

Coceremos los huevos teniendo en cuenta que es preferible ponerlos a hervir en un cazo en agua a temperatura ambiente durante unos 7-9 minutos máximo en lugar de incorporarlos al agua cuando esté hirviendo ya que de esta manera se pierden más nutrientes.

Un vez se hayan enfriado los huevos y verduras y esté todo pelado pasamos a hacer la ensalada picando bien las verduras, el huevo, el tomate al natural y el alga dulse directamente sin remojar. Podemos incluir sésamo al natural (sin tostar) molido (si no lo molemos no podremos aprovechar el calcio y demás nutrientes del sésamo) y el medio ajo machacado con el comino, ya que éste además de dar un sabor muy peculiar a la ensalada hace que el ajo y demás ingredientes sean más fáciles de digerir. 
Finalmente aliñamos la ensalada con sal marina y AOVE. Si se quiere se puede añadir vinagre. 

El alga dulse tiene un sabor suave y no es preciso hidratarla previamente para incorporarla a las ensaladas.  Al tener poco sabor es casi imperceptible en los platos si no se echa mucha cantidad. 

Este plato, al llevar huevo, algas y verduras puede proponerse como plato único. 

Buen provecho. 
 



 
Comments